Fue en abril

Nole Pornole

Fue en abril, cuando me corté las uñas de las manos y me salió sangre de los dedos. Me lavé los dedos con abundante agua y luego me di cuenta que ya no tenía uñas. Un momento después mis ojos caían y rodaban por el lavadero.

Ciego y asustado, busqué una toalla. Me golpeé con la puerta y caí al suelo. Rogué a Dios.

Ya en Junio, el hospital me dio de alta. Me habían puesto ojos de vidrio y mis manos... bueno, nunca toqué el violín tan bien desde ese entonces.

La otra vez me lavé la cara y perdí las cejas y los labios. Tengo miedo de lavarme los dientes, o, aún peor, de bañarme.

He engordado hartos kilos y mi piel sufre lesiones todos los días. El único placer del que gozo es la radio, que regala suaves pasiones a mis orejas de hule.

Ya que esta enfermedad vino tan rápido supongo que se irá de esa forma tan misteriosa. Solo lamento que conmigo nadie quiera jugar de visita a las cartas.


Otro cuento de: Hospital    Otro cuento de: Rehabilitaci√≥n  
Otro cuento del Mismo Autor   
 Sobre Nole Pornole    Envíale e-mail
 Índice de temasÍndice por autoresEl PortalLo Nuevo
 MapaÍndices AntologíaComunidadParticipa

 

 

* Derechos de autor del autor. Publicado en Ficticia con permiso del autor, el: 06/Jun/01