-┐Qué tal el mago?
-Magnífico.
-┐Magnífico?
-Sí.
-┐Por?
-Traía un sombrero de copa.
-┐Y?
-Hizo unos pases mágicos.
-Ya, ya, ┐y qué, apareció un conejo?
-Te equivocas.
-┐Entonces?
-Del sombrero emergió la ciudad Ficticia.
-┐Y luego?
-El mago se convirtió en conejo.

Registrate, conviértete en ciudadano de Ficticia
la ciudad en la que todo puede suceder

- Recibe por e-mail un cuento cada mes -

SER FICTICIANO

            Todos los ciudadanos de Ficticia tienen varios privilegios, el más importante, pertenecer a una comunidad literaria sin otro compromiso que adentrarse a un universo lúdico en el que, poco a poco, según la participación individual, de textos enviados (cualitativa y cuantitativamente) o lecturas efectuadas, escalar los diferentes eslabones que propone la teocracia ficticia.

            Con el escudo de la tradición cristiana, por ejemplo, se puede ascender a los diferentes estadios de la espiritualidad angélica: de ser un simple mortal, es decir, un hombre o una mujer sin ciudadanía, convertirse en ficticiano, y de ahí subir a la primera jerarquía de serafines, querubines y tronos, y de ahí a la segunda, de dominaciones, virtudes y potestades, y de ahí a la tercera, de principados, arcángeles y ángeles, y de ahí hasta es posible destronar al Dios de Ficticia, hecho que podría desatar la primera batalla entre el bien y el mal y después de un tiempo a la mismísima Apocalipsis.

            Ahora bien, independientemente de este juego de ascensos y descensos, otro privilegio del ficticiano consiste en que, quien así lo desee, recibirá mensualmente en su e-mail algún cuento, relato, historia, etcétera, de la ciudad para darle a conocer las buenas nuevas de Ficticia.

            Y ya que se trata de una comunidad literaria, los escritores de Ficticia podrán dar a conocer su obra, tanto la virtual como la que se publica en el mundo terrenal a sus conciudadanos con sólo enviar a la ciudad la información al respecto.

            Además, con esta propuesta, idea que no es otra cosa que un vaso comunicante, siempre está latente de que editores, lectores o simples curiosos se puedan poner en contacto con los hacedores de la ciudad, con sus escritores, y con dicho encuentro del tercer tipo, convertirse en un humanista del nuevo milenio.


Solicitud de ciudadanía de Ficticia
Ciudad Virtual de cuentos, historias, narraciones, ...

Nombre:
E-Mail:   

Título nobiliario ficticiano:


Afinidades Literarias:

Opcionales:
Liga a Página Personal (escribe el http://..):

Tíulo de la liga:
 

 


[ Editorial ] [ Constitución ] [ Censo Ficticiano ] [ Conviértete en Ficticiano ]
[ Tablero de Anuncios ] [ Café Literario ] [ Puerto Libre ] [ Libro de Visitantes ]


  Mapa Índices Cuentos Comunidad Participa
  Índice Temas Índice de Autor El Portal   Lo Nuevo